Diagnóstico a distancia Imprimir

Utilizando redes GSM de teléfonos móviles las imágenes son automáticamente enviadas a una base de datos central en un centro de diagnósticos. Aquí las imágenes pueden ser interpretadas por radiólogos experimentados y la lectura es reenviada al lugar de origen. ¡El revelado, envío de imagenes por correo aéreo para una segunda lectura/opinión y problemas relativos a la baja calidad de lectura quedaron atrás!

 

Telecomunicaciones: El método único de adquisiciíon y almacentamiento de imágenes permite que estas pueden ser transmitidas a través de redes de bajo ancho de banda. Debido a la rápida expansión de redes GSM, es posible enviar imágenes desde prácticamente cualquier lugar del mundo. Habitualmente tarda menos de 30 segundos para transmitir una radiografía de tórax desde el lugar en que se obtiene la imagen hacia la base de datos central o hacia cualquier otro lugar que se elija.

Almacenamiento central y lectura: El concepto a nivel nacional se basa en la vinculación de todas las unidades a una base de datos central. Est permite que el PNT pueda monitorizar y proporcionar una garantía de calidad, a la vez que se están centralizando los datos mas importantes de la TB.

Lectura: Todas las imágenes se almacenan en una ubicación centralizada, pero se pueden leer desde prácticamente cualquier lugar. Conexiones seguras del tipo VPN hacia la base de datos central permite, utilizando la web, que se puedan acceder a dichas imágenes desde cualquier lugar del mundo. Incluso se pueden utilizar conexiones de bajo ancho de banda. Esto permite que los radiólogos expertos puedan interpretar las imágenes sin importar donde se encuentren ni la hora del día que sea.